All posts tagged suelo pelvico

Bolas Chinas Lelo

Si todavía no has utilizado nunca unas bolas chinas y estás tentada de probarlas, no lo dudes, hazlo. Y es que su uso además de proporcionarte un enorme placer y mejorar las relaciones sexuales con tu pareja, tiene muchos beneficios para la salud, ya sea fortaleciendo los músculos vaginales, limitando la sequedad vaginal o controlando las pérdidas de orina. Pero muchas os preguntareis ¿cómo se usan? La respuesta es muy sencilla y práctica, así que tomar nota.

Este tipo de juego erótico suele consistir en una o dos bolas unidas mediante una cuerda, con un trozo saliente a modo de extracción. Así, al tratarse de cilindros de distinto tamaño y peso (en el caso de haber dos) las bolas provocan que la vagina contraiga los músculos de la zona para evitar que se caigan. Este hecho, unido a que la mayoría de estos juguetes eróticos disponen de otras bolas dentro de las visibles provocando un efecto vibratorio muy placentero para las mujeres, consigue que las que las prueban, siempre repiten.

Pasos a seguir:

Para una buena y placentera utilización de las bolas chinas se deben seguir una serie de pasos muy sencillos. En primer lugar se deben desinfectar los cilindros, ya sea mediante gel neutro o geles antibacterianos específicos que se pueden encontrar en cualquier sex shop. Posteriormente, para mejorar la agilidad y la sensación de frescura, se debe aplicar un poquito de lubricante a la bola que se introducirá primero por la vagina.

Ahora ya estás preparada para el momento más esperado. Coge las bolas como si fueran una pinza e introdúcelas por la vagina suavemente. Es recomendable situarse en una postura cómoda, con las piernas elevadas, en una posición muy similar a la que se utiliza cuando se está poniendo un tampón. No olvides dejar un trocito de cordón fuera para el momento de la extracción. Las bolas chinas lelo son el modelo ideal para alcanzar los mayores beneficios.

Hay distintas teorías sobre cuánto tiempo llevarlas puestas, pero la mayoría de expertos coinciden que entre 20 y 30 minutos. Aquí puedes optar por dos opciones: o estar sentada o caminar, siendo la segunda la situación más placentera porque se multiplican los efectos vibratorios.

Una vez alcanzado el clímax es la hora de la extracción. Tan solo tienes que relajarte y tirar sin demasiada fuerza del cordón y ya verás como poco a poco irán saliendo las bolas chinas. Lávalas bien y ya estarán listas para su próximo uso. ¿A qué esperas para probarlas?